formularioHidden
formularioRDF
buscador

Panel Information

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

EL CASCANUECES

tipo de documento semantico events

BALLET CLÁSICO RUSO DEL SIGLO XXI, MOSCÚ

EL CASCANUECES
EL CASCANUECES
EL CASCANUECES
EL CASCANUECES
EL CASCANUECES
EL CASCANUECES
EL CASCANUECES
EL CASCANUECES
EL CASCANUECES

 

El principal objetivo del Ballet Clásico del Siglo XXI es preservar el patrimonio clásico del ballet ruso de una manera inalterada, facilitar la percepción del espectador moderno. La base del Ballet Clásico del Siglo XXI está formada por personas distinguidas en el mundo del ballet: Elizabeth Nebesnaia, artista honorífica de Rusia, Yuri Vyskubenko, laureado en concursos internacionales de ballet, Natalia Vyskubenko, bailarina del teatro Bolshoi de Moscú, entre otros.

 

En el repertorio del teatro (“Ballet Clásico del Siglo XXI”) entran  las obras maestras del ballet: “El lago de los Cisnes”, “Giselle”, “El Cascanueces”, ”Don Quijote”, “La Bella Durmiente” y “Romeo y Julieta”. El ballet “El Cascanueces” relata un cuento de hadas en dos actos, un clásico de Navidad escrito en 1891 con música compuesta por Piotr Ilich Tchaikovsky. El argumento se centra en María y sus cascanueces, regalo de Navidad que le ha dado su padrino Drosselmeyer. Una fantástica historia con un desenlace mágico e inesperado.

 

El ballet “Cascanueces” ocupa un lugar especial en el repertorio del teatro Ballet clásico del siglo XXI. "El Cascanueces" es muy popular: ninguna celebración de Navidad y Año Nuevo puede prescindir de los héroes de este asombroso y sabio cuento de hadas, que tanto los adultos como los niños adoran. Es una historia sobre el nacimiento del primer amor y el descubrimiento del enorme mundo de experiencias y sentimientos.


Acto I

 

Los invitados están reuniéndose para la fiesta de Navidad en casa de María. Entre ellos se encuentra Drosselmeyer, padrino de María y Fritz, hijos de los anfitriones. Les ha comprado un maravilloso regalo: un divertido Cascanueces. Muy impacientes, los pequeños esperan que en el árbol de Navidad se enciendan las luces de colores y les enseñen los regalos. Por fin llega el momento tan esperado. ¡Qué bonito es el árbol!

 

De repente, aparece Drosselmeyer disfrazado de mago. Su especial y desconocida habilidad para hacer que los juguetes cobren vida les encanta a los niños, pero todo parece tan mágico y misterioso… para tranquilizar a los niños ‘asustados’ Drosselmeyer se quita la máscara y ellos reconocen a su querido padrino.

 

María quiere jugar con los muñecos maravillosos que parecen estar vivos, pero ya han sido retirados. Para consolarla, Drosselmeyer le da el muñeco Cascanueces. María le coge cariño a la divertida y torpe criatura. Su travieso y bromista hermano Fritz, sin querer, rompe el muñeco. Con gran ternura, María abraza a su ‘herido’ Cascanueces y lo acuna. Entonces, Fritz y sus amigos se ponen máscaras de ratones y asustan a la pobre María. Aparecen los invitados y al final de la fiesta bailan una danza ceremonial. Al terminar, todos se marchan a sus casas.

 

Por la noche, la habitación donde está el árbol de Navidad se sumerge bajo la luz de la luna. Todo parece muy misterioso y lleno de secretos mágicos. Superando su miedo, María viene a la habitación para visitar a su ‘enfermo’ muñeco Cascanueces. Lo besa, lo acuna y se instala a dormir a su lado. En sus sueños, aparece Drosselmeyer convertido en un mago. Con el movimiento de la mano de Drosselmeyer, todo a su alrededor se transforma: las paredes de la habitación se deslizan hacía atrás, el árbol de Navidad empieza a crecer, y los muñecos cobran vida y crecen también junto con el árbol. De repente, desde debajo del suelo, aparecen silenciosamente los ratones guiados por su Rey. Los muñecos están aterrorizados y confundidos.

 

El Cascanueces, valiente y rápido, guía a los soldados en la batalla contra el ejército de los ratones. La ventaja está de parte de los malvados ratones. El Cascanueces se ha quedado solo cara a cara con el Rey de los roedores y su séquito. María está muy preocupada viendo a su muñeco en peligro. En este momento, Drosselmeyer le pasa a María una vela encendida,  ella la lanza contra los ratones y estos salen corriendo atropelladamente.

 

El campo de batalla está vacío. El único que queda es el Cascanueces, tumbado en el suelo sin movimiento. María se apresura para ayudarle. En estos momentos, ocurre algo mágico: ante María, está el guapo Príncipe Cascanueces. Él camina hacia ella. Los muros de la casa desaparecen. María está bajo el cielo estrellado al lado del árbol de Navidad encantado. Los copitos de nieve la rodean en una danza mágica.

 

Acto II

 

María y el Príncipe Cascanueces están en un país mágico. De repente, son atacados de nuevo por los ratones guiados por su Rey. Una vez más, el Príncipe Cascanueces se lanza valientemente a la batalla. María, terriblemente asustada, contempla la lucha. El Príncipe Cascanueces derrota al enemigo. La fiesta comienza. Diferentes espectaculares danzas cambian una tras otra: español, oriental, chino, ruso, francés. Con alegría, celebran la victoria. María y el Príncipe Cascanueces están muy felices. Pero  todo esto ha sido solo un bonito sueño. La Nochebuena se acaba y se desvanece toda la maravillosa magia. María todavía continúa impresionada por su fantástico sueño, sentada en su casa al lado del árbol de Navidad con el muñeco Cascanueces en sus rodillas.

 

ELIZABETH NEBESNAIA, DIRECTORA

 

Artista Honorifica  de la Federación Rusa, galardonada y ganadora de diplomas en concursos y festivales internacionales, dirige este espectáculo. La bailarina ha creado imágenes altamente artísticas en el ámbito del ballet contemporáneo de Rusia. Hace una contribución significativa al desarrollo y la preservación de la cultura artística de ballet nacional, y ha sido ampliamente reconocida por el público y la comunidad profesional. Con honor, representa en el extranjero la escuela rusa de ballet y sus altas tradiciones clásicas. Desde 2006, ha promovido activamente la escuela de ballet ruso en la Academia Central de Ballet, en Malta, donde imparte clases magistrales y ha puesto en escena ilustres ballets.

 

Acceso gratuito a una clase magistral presentando la entrada (16.00 h en el Auditorio). Inscripción previa en el teléfono 941 276 200. Plazas limitadas.

 

Ficha artística

 

Directora General    Elizabeth Nebesnaia
Directora Artística Natalia Tchekhovskaia
Profesora de Ballet   Tatiana Zavialova
Coreógrafa     Natalia Vyskubenko
Coreógrafo/Asesor artístico Yuri Vyskubenko
Elenco  Anna Brodskaia, Adilia Gasanova, Daria Grishkevich, Natalia Gubanova, Elena Gadan, Anna Zdrogova, Maria Ivata, Fudgze Kana, Ekaterina Lapina, Diana Miasoedova, Elizaveta Nazimova, Elizaveta Nikonova, Daria Pereverzeva, Kristina Smirnova, Vera Tkachenko, Elena Yaroshenko, Evgeni Bulanov, Denis Bunin, Aleksei Gerasimov, Georgii Grishenko, Bitali Zabelin, Ivan Mayorenko, Ivan Nesterov, Aleksandr Nikhtiy, Aleksandr Pokotilov, Argan Techinov, Nikita Tumanian